10 películas sobre psicología que deberías ver

Durante muchas décadas los temas de psicología, han sido una fuente inagotable de temas inspiradores para el séptimo arte.

  Y es que la psicología y el cine van de la mano en las grandes cuestiones personales y existenciales que enganchan al público, ya sea porque son amantes de la psicología, de la ciencia ficción o porque se identifican con la trama del film y las vicisitudes de sus protagonistas.

  Las películas psicológicas pueden llegar a dejarnos una marca profunda, acercándonos a una realidad diferente que vale la pena conocer, profundizar y comprender.

  Si a esto le sumamos una buena actuación, presupuesto y un guión realista, tenemos entonces todas los ingredientes para que esas obras se conviertan en auténticas películas de culto.

  Y aunque es cierto que quizás no todas las películas dejan una enseñanza, recordemos que el cine es es primeramente una fuente de entretenimiento. Pero dicho esto, cabe destacar que muchos psicólogos utilizan el cine como parte de las terapias psicosociales de sus pacientes.

Películas sobre psicología recomendadas

  Aquí les traemos 10 películas cuyos temas están en su totalidad ligados con la psicología, dejando un mensaje directo sobre algún aspecto de la vida.

1. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975)

  Película protagonizada por Jack Nicholson que denuncia problemas esenciales de la tradición en la que se basan muchas instituciones mentales: la sobrediagnosticación, la minusvaloración del interno como agente responsable de su propia vida, el encasillamiento de las personas usando etiquetas diagnósticas, y los métodos invasivos para cambiar los patrones de conducta.

  Con esta historia, simpática y desgarradora al mismo tiempo, nos vamos sumergiendo en los conflictos propios de una institución psiquiátrica.

  El film está basado en la novela homónima de Ken Kesey y no es extraño que esta película se haya convertido en la segunda en obtener los cinco premios principales de la Academia, debido a su perfecto acabado técnico y el mensaje humanista que transmite.

2. Una mente brillante

  Esta bellísima película estadounidense del año 2001, fue ganadora del premio Pulitzer por su excelente trama y su calidad de producción.

  Y como si fuera poco, se trata de una historia real, basada en la vida del Premio Nobel de Economía, Jonh Nash, quien al ingresar al postgrado recibe una beca y se comienza a enfrentar a su compañero Hansen.

  Por tanto y tan obsesivo estudio, perfeccionismo y ambición. Jonh Nash comienza a sufrir ataques de esquizofrenia que le afectan su vida social, profesional y su salud física.

  Dentro de las lecciones de vida que deja este film, se demuestra que las conductas esquizofrénicas poseen múltiples personalidades que el paciente debe controlar y medicar.

3. El cisne negro

  Esta intensa obra fílmica tiene un perfil estrictamente psicológico del año 2009 fue dirigida por  Darren Aronofsky y se basa en El lago de los cisnes de Tchaikovsky.

  La historia protagonizada por Natalie Portman como Nina Sayers, una bailarina de ballet que vive en New York con su madre.

  Ella decide ir a la audición para la obra musical y aunque su actuación para ser el cisne blanco fue muy buena, para la segunda parte para interpretar al cisne sensual negro no sirvió y perdió el papel.

  Debido a tanta presión y obsesión de ella misma y de su productor para ser la mejor bailarina, Nina empieza a mostrar graves daños psicológicos.  

  El film deja la moraleja de que debemos actuar con precaución, luchar por nuestros sueños, pero sin convertirlos en obsesión y preocupación dañinas para la salud física y mental.

4. K-Pax  

  El tema de esta gran película psicológica nos presenta más dudas que certezas: Kevin Spacey, que interpreta a un paciente aparentemente aquejado de algún tipo de psicosis, afirma que viene de otro planeta y que en algún momento abandonará la Tierra. 

  Por el contrario, Jeff Bridges, su psiquiatra, al principio no cree en nada de lo que dice e intenta que tome contacto con la realidad, pero mientras avanza la trama, dentro del hospital psiquiátrico, sus convicciones comienzan a tambalearse y ya no está tan seguro de lo que él mismo cree.

5. El experimento 

 Se trata de una impactante película alemana basada en el famoso experimento real sobre la obediencia en la cárcel que realizó Zimbardo a principios de los años 1970. 

 Esta película presenta de forma genial cómo se puede apreciar con absoluta precisión los cambios que van ocurriendo en el interior de las personas: los encarcelados y los guardianes. 

  La relación que se establece entre unos y otros nos incita a reflexionar sobre los roles sociales, las normas y la propia naturaleza del ser humano. ¿Realmente basta tan poco para que se desate nuestro “yo” más violento?

6. La invitación

  En este dramático thriller psicológico Will y Eden pierden un hijo e inevitablemente el matrimonio queda destrozado. 

 Ella escapa y no vuelven a verse hasta que años más tarde, ambos logran rehacer su vida y la mujer consigue contactar a su antiguo marido para que conozca a su actual familia…un grupo de amigos con ideas muy particulares. 

 La velada será tan perturbadora que Will no logrará reconocer a la nueva y sombría Eden y todo acabará con un giro insesperado.

7. Memento  

  Esta película combina una ejemplificación perfecta de lo que es la amnesia anterógrada (un trastorno en el que no se forman nuevos recuerdos) con una manera de narrar que nos hace comprender mejor este tipo de trastorno. 

 El film contiene dos tipos de escenas, unas en blanco y negro y otras en color, que se suceden hacia adelante y hacia atrás en el tiempo para dejarnos en todo momento con la sensación confusa de que nos falta algo para entender lo que está pasando. 

  La película también nos hace preguntarnos dónde queda la propia identidad cuando la memoria no está ahí para conectar todas las experiencias que vivimos.

8. El sexto sentido

  Esta es una película realmente conmovedora que relata la historia de un psiquiatra que trata un niño de 9 años con conductas paranormales, las cuales se cofunden entre esquizofrenia o visiones del mas allá, es decir el don de hablar con personas fallecidas.

  El niño relata cómo tiene alucinaciones, ve y escucha voces, habla con  personas muertas, etc. El psiquiatra, interpretado por Bruce Willis, busca como ayudarlo pero a cambio siente que está abandonado a su familia por salvar al niño.

  Muchas veces tenemos dones ocultos que si no controlamos podemos hacer daño a nuestro entorno y a nosotros mismo. Así mismo confundimos las personalidades sin evaluar sus causas y sus antecedentes.

9. Ex- machina

Una película de lo más interesante con mezclas de ciencia ficción, suspenso y drama, que fue dirigida por el novelista británico, Alex Garland.

  La historia presenta un programador común y corriente que es seleccionado por el dueño de la empresa para formar parte de un proyecto ultra secreto. 

  Su función será estudiar el comportamiento de una inteligencia artificial denominada Ava, que para sorpresa de ellos pondrá en jaque sus propias vidas.

10. Funny Games  

  La historia presenta a una familia de veraneantes que es secuestrada en su propia casa por unos hombres que van vestidos como jugadores de golf. 

  A partir de esa premisa, el director austriaco Michael Haneke dedica más de una hora a mostrarnos lo que ocurre cuando la psicopatía se combina con altas dosis de mala fe y ánimos por eliminar al prójimo.

  La trama realista de la película se combina con un componente de metaficción en las que el espectador es interpelado directamente por lo que está viendo, lo cual no ayuda a hacer más liviana la película. 

  También hay ocasiones en las que se hace referencia al hecho de que todo lo que ocurre forma parte de una película en la que prima la voluntad de la pareja de golfistas, lo cual refuerza la sensación de que lo tienen todo bajo control y que detrás de su aparente impulsividad hay un marco de racionalidad perversa. Película no recomendable para estómagos sensibles.

Deja un comentario